Picture
Si ustedes no tienen el placer de conocer a este angelito, yo les hago una breve descripción de él. Gómez nació en Holanda en el seno de una familia de inmigrantes españoles, pronto se trasladó a España, formándose en un colegio público según sus propias palabras (traducción: colegio público para los socialistas es igual a colegio privado). Cursó sus estudios universitarios en la UCM y pronto sintió los colores socialistas –con 20 añitos-. Fue alcalde de Parla, un pueblo que saltó a la fama por sus presupuestos, en los cuales se cargaban elementos tan necesarios para las y los parleños como potitos, zapatillas Nike –sí esa malvada multinacional imperialista- para pies delicados o relojes de pulsera Adolfo Domínguez. 

Pero hasta entonces, salvo en el ámbito local de Parla nadie le conocía. Consiguió cierta fama cuando se indignó ante Zapatero al querer éste echarle de la carrera electoral en la Comunidad de Madrid. Ante este conflicto, se celebraron primarias que ganó contra una señora nacida en Málaga llamada “Trini”. Por tanto Gómez se presentó alegre y contento en una comunidad en la que no vivía –su residencia se ubicaba en uno de esos últimos paraísos socialistas que han cambiado de signo, Castilla La Mancha-. En plena campaña, para ganar el apoyo de los madrileños, en una de las sábanas de “El País”, dijo lo siguiente: “Quiero para Madrid lo mismo que ha hecho Zapatero en España”. Y se cubrió de gloria. Llegó incluso a declarar tras el debate de Esperanza Aguirre: “acabamos de ganar a Esperanza Aguirre, ya veréis como va a ir pidiendo un nuevo debate rápidamente”. Todo un pitoniso. En las elecciones el PP sólo les dobló en escaños (72-36).

Una vez hecha esta necesaria introducción acerca de un personaje desconocido a la mayoría de los ciudadanos, pasamos a valorar su sabia intervención en la investidura donde ha hecho una clara elegía a movimientos totalitarios como el comunismo de la URSS o los indignados del 15-M. Este señor, entre otras lindezas, ha dicho, refiriéndose a Aguirre, que “su modelo lleva imperando durante 22 años ”. Uno hace cuentas y sí, se refiere a la caída de muro de Berlín. Esto de inmediato genera dos preguntas, la primera ¿sabe el señor Gómez lo que dice? y la segunda, en caso afirmativo de la primera, entonces, ¿da a entender que el modelo adecuado, su modelo, es el del comunismo?. Podríamos pensar que sí, porque ha añadido más propuestas, en "línea” con ello, como “prohibir las operaciones especulativas” –cuando son alcistas y a favor del gobierno no ¡eh!- o diversas en apoyo de un estado más hipertrofiado para que los ciudadanos y ciudadanas no salgan de la crisis en la que están. Incluso se ha proclamado la “voz de los indignados”, todo un hito para la Asamblea de Madrid.

Todo ello, temoroso, sin poder mirar a los ojos a Esperanza Aguirre, cual mentiroso pillado, cual bufón sin gracia. Tomás Gómez, ese indignado que no miraba a los ojos.
 
 
Picture
Nuestro eficiente gobierno ha anunciado que va a incrementar el Salario Mínimo para el próximo año entre un 1,5 % y un 2,5 %. Parece que no tenemos suficiente con una tasa de desempleo juvenil que llega ya a casi la mitad (50 %) y con una tasa de desempleo real del 25-30 %.

Una de nuestras labores como liberales es tratar de que se conozca la realidad, eliminando los prejuicios que aún están presentes. En esta sociedad quien tenga la audacia suficiente para oponerse a este dogma ético-económico se verá inmediatamente denigrado como imagen vida de la maldad y la ignorancia.  El mismo temor y asombro que acaecía en las tribus primitivas ante la ejecución por parte de un individuo de un acto que aunque beneficioso, es tabú para el grupo tribal.

Los motivos por los que se fija un salario mínimo son diversos. El aparente suele ser el de mejorar la vida de los trabajadores de clase más baja, pero también puede tener otros fines más oscuros como la eliminación de competidores por los salarios más altos (Wal-Mart) hasta otros más deplorables como la eugenesia social llevando al desempleo y a la pobreza a los estratos sociales más desfavorecidos. (http://www.juandemariana.org/articulo/793/salario/minimo/racismo/progre/)

En un mercado sin intervención el único paro que puede existir es el voluntario, aquel que se produce cuando el trabajador  cambia de empleo o porque el mismo no quiere trabajar a la espera de que los directores económicos ofrezcan mayores salarios.  Pero en el actual panorama macroeconómico, con la fijación de un salario regulado, los trabajos que están por debajo del mínimo o desaparecen de la legalidad (la tan famosa , y fuerte en nuestro país, economía sumergida) o se destruyen totalmente (ante el miedo de inspecciones, el trabajador y empresario deciden  finalizar el acuerdo común que tenían hasta entonces).

Esta regulación, y su aumento, a lo que nos conduce inevitablemente es a altas tasas de desempleo, a una mayor economía sumergida y a un aumento de la pobreza que incide fundamentalmente en los sectores de población que disponen de formación, experiencia y patrimonio escasos. Por ello es que el desempleo juvenil y entre mayores de 50 años es elevadamente superior al de resto de grupos poblacionales.

La relación entre salario mínimo y desempleo es clara. Los ciudadanos debemos ser conscientes de ello. Debemos decidir entre seguir con esta hipocresía del Salario Mínimo que lo único que genera es mayor pobreza y mayor trabajo ilegal o, por el contrario, optamos por eliminarlo, legalizando las condiciones de muchos trabajadores que al estar en “B” sus condiciones de trabajo son peores de lo que serían legalmente.

Esto no sólo nos empujará a una menor tasa pobreza y desempleo, sino que además, nuestra economía se fortalecerá, siendo más competitiva internacionalmente.

En este post del blog, adjunto una gráfica interesante de los 10 países más ricos de la UE reflejando la clara relación entre el salario mínimo y desempleo.

En España parece que queremos más y más desempleo, todo sea por contentar a los grupos que alimentan a sus acólitos con mariscadas y cruceros, si ya saben, esos lobbies llamados sindicatos.




Roberto Arranz


 
 
Picture
Ya hemos habilitado dos páginas para que nos podáis seguir en Facebook y Twitter:
twitter.com/Jovenesliberals

facebook.com/pages/J%C3%B3venes-Liberales/224099547614585




 
 
Picture
Grandes autores de ideología liberal como Hayek, Mises, Rand o Huerta de Soto con sus grandes obras como “Camino de Servidumbre”, “La acción humana”, “La Rebelión de Atlas” o “Dinero, crédito bancario y ciclos económicos” están desde ya disponibles para todo aquel que quiera leerlos en una nueva sección de esta página web denominada “Biblioteca digital”.

El servidor elegido para descargar estas magnificas obras  es “Mediafire” y el motivo no es otro que con éste servidor, el usuario puede descargar varias obras a la vez sin penalización de ningún tipo, disponiendo de las mismas más cómoda y rápidamente.

De momento la biblioteca se compone de más de una treintena de escritos que esperamos ir completando poco para convertirnos en una biblioteca liberal de referencia en internet. Para ello, hacemos un llamamiento a todos aquellos lectores de esta página para hacernos llegar sus libros y aumentar así el número de escritos, concentrando un mayor conocimiento acerca del liberalismo.


http://jovenesliberales.weebly.com/biblioteca-digital.html


 
 
 Jóvenes liberales somos un grupo de ciudadanos, que a parte de tener en común nuestra juventud, queremos expresar nuestra visión de la actualidad desde una ideología liberal. Actualmente la gran mayoría de la sociedad cree que la juventud está en los movimientos totalitarios como los de Sol, que lo único que persiguen es un aumento del poder del estado y una reducción del poder de decisión del individuo. Pero esto realmente no es así.

Este espacio esta integrado fundamentalmente por jóvenes, jóvenes que estamos hartos con la marcha de nuestro país, que queremos aportar nuestra visión y nuestras soluciones a lo que está ocurriendo. Creemos profundamente en los valores de libertad, valores que anhelan alcanzar un gobierno limitado para que sea el individuo el verdadero actor y motor de la sociedad.

Para nosotros, parafraseando a Fréderic Bastiat, el Estado es la gran ficción a través de la cual todo el mundo trata de vivir a expensas de los demás, hecho que a la larga conducirá a dos caminos, uno a un estado aún más totalitario que controle a los ciudadanos o otro un Estado limitado que reduzca su influencia sobre el individuo a la más mínima expresión. Nosotros, con nuestras ideas y nuestro esfuerzo, trataremos de que sea el segundo camino el que se imponga finalmente.


Roberto Arranz